Elementos de una instalación solar fotovoltaica

De manera general, una instalación solar fotovoltaica (ISF) se ajusta a un esquema tal que así:

partes

Módulo fotovoltaico: Es el elemento primordial de la instalación. Convierte la energía del sol en energía eléctrica (corriente continua). Está formado por la unión de diversos paneles, para dotar a la instalación de la potencia necesaria. En las entradas siguientes trataremos los tipos de módulos que existen.

Regulador de carga: Es el nexo de unión entre los paneles solares y los elementos de consumo de la instalación. Se encarga también de proteger a los acumuladores ante sobrecargas. Proporciona a su salida la tensión continua para la instalación. Fija el valor de la tensión nominal a la que trabaja la instalación.

Batería: La batería está solo presente en instalaciones autónomas. Proporciona energía a la instalación durante los periodos sin luz solar o sin suficiente luminosidad. Acumula energía para la instalación.

Inversor: Convierte la corriente continua del sistema en corriente alterna, a 220V de valor eficaz y frecuencia de 50 Hz, igual a la de la red eléctrica. Alimenta los aparatos que trabajan con corriente alterna.

Como veis, son necesarios varios componentes mínimos para que la instalación funcione, ya que el principal problema radica en que la placa fotovoltaica produce energía en corriente continua a una determinada carga y nosotros necesitamos transformarla en corriente alterna para poder utilizarla en casa.

¡Ya sabemos algo nuevo todos!

 

María F.

Share

Deja un comentario